Visitamos un sargento disecado en nuestro viaje a Washington

Nuestro viaje nos lleva a Washington, dónde visitamos al sargento Stubby, en el Museo Nacional de Historia Americana. Un perro héroe de la I Guerra Mundial. Pasó de ser un pobre perro callejero a ser el animal más condecorado de la historia norteamericana. Descubrió espías, rescató heridos y salvó muchas vidas. Esta es su historia.

Mientras recibía entrenamiento militar para ir la guerra, el soldado Robert J. Conroy encontró un cachorro de perro atigrado con una cola corta, mezcla de pitbull. Lo llamó Stubby y se convirtió más tarde en la mascota de la División de Infantería 102 Yankee.

Aprendió los toques de corneta e incluso hacía una especie de saludo militar, llevando su pata derecha junto a su ceja, cuando sus compañeros de armas hacían el saludo militar.

A pesar de estar prohibido por las ordenanzas, se permitió que Stubby permaneciera en el campamento de instrucción militar, dado el cariño que le habían tomado los soldados y su positiva influencia sobre la moral de la tropa.

Cuando la división fue enviada a Francia a bordo del SS Minnesota, el soldado Conroy subió a Stubby bordo clandestinamente. Lo escondido en la carbonera, y cuando el buque estuvo en alta mar, Stubby fue subido a cubierta, donde los marineros rápidamente fueron conquistados por el soldado canino.

Una vez en tierra, el comandante del soldado Conroy le dio permiso para que el perro acompañara a la división, después de que se lo ganara tras hacerle un saludo militar. Stubby acompañó a la División en vanguardia como mascota oficial.

La 102 de Infantería llegó a las líneas del frente en el 05 de febrero 1918. Stubby pronto se acostumbró al fuerte ruido de los disparos y de la artillería pesada. Su primera lesión se produjo al estar expuesto al gas en una batalla, por lo que fue llevado a un hospital cercano hasta que sanó. La lesión lo dejó muy sensible al más mínimo rastro de gas.

La División fue atacada con un lanzamiento de gas una mañana muy temprano, cuando la mayoría de los soldados dormía. Stubby reconoció el gas y corrió a través de las trincheras, ladrando y mordiendo a los soldados, dando la alarma del lanzamiento del gas, lo que salvó muchas vidas.

Stubby también tenía un talento especial para la localizar heridos en las trincheras, ladrando hasta que llegaban los enfermeros o llevando a los soldados perdidos de nuevo a la seguridad de las trincheras. Incluso localizó espías. Como cuando un soldado alemán reptó por la noche hasta las trincheras norteamericanas para estudiar su diseño. Stubby comenzó a ladrar indicando su posición e incluso lo atacó hasta que llegaron los soldados norteamericanos. Por capturar a un espía enemigo, Stubby fue ascendido a sargento por el Comandante de la 102 División de Infantería.

Se convirtió en el primer perro que alcanzaba ese rango en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Más tarde, Stubby fue herido durante un ataque con granadas, en el que recibió una gran cantidad de metralla en el pecho y en la pata. Fue llevado a un hospital de campaña y posteriormente trasladado a un hospital de la Cruz Roja, donde necesitó de cirugía adicional. Cuando Stubby estuvo recuperado, visitó a soldados heridos, levantándoles la moral.

Al final de la guerra, Stubby había participado en 17 batallas, desfiló junto a los soldados estadounidenses y fue recibido por el presidente Woodrow Wilson. Visitó la Casa Blanca dos veces y fue recibido por los presidentes Harding y Coolidge.

Stubby fue premiado con varias medallas por su heroísmo, incluyendo una medalla de la Sociedad Protectora de Animales, que le fue impuesta por el general John Pershing, el Comandante General de los Ejércitos de los Estados Unidos. Fue nombrado miembro de la Legión Americana. Murió en 1926.

En su próximo viaje a Whasington puede visitar el Museo Nacional de Historia Americana y acercase a ver el cuerpo disecado del sargento Stubby. Es algo que no se puede hacer todos los días.

Lugar: Museo Nacional de Historia Americana, 1300 Constitution Ave NW, Washington, District of Columbia, 20560, Estados Unidos