Un barco ballenero de 1912 abandonado en una playa de Islandia

Nuestro viaje nos lleva a Islandia, donde encontramos el barco de acero más antiguo del país, el cual permanece varado desde hace muchos años y ahora es una ruina oxidada.

Botado el mismo año en que el Titanic, finalmente este antiguo ballenero llegó a su destino final. El barco ballenero que ahora es conocido como Garðar BA 64 era un descomunal barco híbrido que contaba tanto con una máquina de vapor de gran alcance como de las tradicionales velas.

Originalmente conocido como Globo IV, la gran nave se fabricó en Noruega en el año 1912 como un buque ballenero. El casco fue especialmente reforzado para poder navegar a través de los helados mares en los que operaba y gracias al potente motor podía hacerlo incluso en aguas tranquilas, cuando no había viento suficiente para impulsar sus velas.

Durante su ajetreada vida fue vendido varias veces a propietarios de diferentes países antes de encontrar un último comprador en Islandia después de la Segunda Guerra Mundial. Cuando entró en vigor la restricción de la caza de ballenas el Garðar BA 64 (nombre que finalmente recibió en 1963) se utilizó en la pesca del arenque en aguas de Islandia.

Después de décadas de fiel servicio a sus numerosos propietarios, el Garðar BA 64 finalmente fue considerado inseguro en 1981, y en vez de ser desguazado, el viejo barco se encalló en Skápadalur Valley donde permanece hasta el día de hoy, haciéndose pedazos poco a poco, donde languidece lenta pero inexorablemente.

Ahora es un popular sitio entre los fotógrafos y aquellos viajeros que buscan una encantadora mezcla entre el paisaje islandés y la ruina industrial.