Viaje a Nueva York: La tumba de alguien que murió por unos besos

En tu próximo viaje a Nueva York seguramente quizás quieras acercarte al Bronx para conocer más de cerca esta oscura historia de alguien que murió por unos besos. El día de San Valentín ya empieza a mostrar signos de decaimiento, la flores se están marchitando y vamos a tener que esperar un año más para poder estar rodeados de cosas de color rosa en forma de corazón.

Pero tan bonita fiesta como es San Valentín también tiene su lado macabro y no estará completa hasta que desde Viajes Ocultos les propongamos una inusual visita en su próximo viaje a Nueva York, más en concreto al populoso barrio de el Bronx, y más en concreto aun al cementerio de Woodlaw. Así que esta es la historia de George Millet Spencer, un joven estadounidense que celebró «el más triste día de San Valentín del mundo». Su lápida es un monumento a una extraña muerte, con una historia tan inusual que necesitaba ser tallada en piedra para la posteridad.

Situado en la zona del lago del cementerio Woodlaw, un discreto bloque de granito es casi invisible, perdido en la vasta necrópolis, y puede que tenga que pedir ayuda a uno de los policías para que que le ayuden a encontrarlo. Al igual que muchas otras lápidas, está grabada con el nombre del difunto, así como el de los padres. «Georges Spencer Millet – El hijo de Cornelius J. y L. Millet Carrie». Pero a diferencia de cualquier otra lápida, la parte frontal también está marcado con este extraño epitafio:

«Perdió la vida vida por arma blanca en una caída sobre un borrador de tinta, escapando de seis jóvenes mujeres que trataban de besarle el día de su cumpleaños en el edificio de oficinas Metropolitan Life».

Millet George Spencer trabajaba como botones en una compañía de seguros muy conocida en Manhattan, y el tímido adolescente disfrutaba a pesar de sí mismo de un envidiable éxito entre sus compañeras de trabajo. Una foto de él, publicada después del accidente en el Evening Telegram de Nueva York, lo muestra como un eduardiano Culkin Macaulay, un radiante cupido rubio con una expresión ingenua y una presencia amable, seráfico. George tenía otra cosa que lo hacía aún más adorable: nació el 15 de febrero, justo un día después del Día de San Valentín, un elemento agridulce más en esta grotesca tragedia.

Para celebrar su cumpleaños número 15, un grupo de taquígrafas deciden gastar una broma al joven George con una lluvia de besos con motivo de su cumpleaños comprometiéndose a ejecutar su trampa una vez que hubieran terminado sus horas de oficina. Más tarde atacaron, algunas consiguieron besar en los labios al joven chico de cabellos dorados, que abrumado entró en pánico, esquivó a las chicas y cayó al suelo, gritando «Estoy apuñalado» antes de que se derrumbara, inconsciente en un charco de su propia sangre . Confundidos y conmocionados por la tragedia de una escena que comenzó como una persecución tipo Benny Hill, desde la oficina llamaron a una ambulancia, pero lamentablemente George murió camino al hospital.

La historia fue publicada al día siguiente en la prensa neoyorquina, la policía abrió un caso para invenstigar las circunstancias de la muerte de George. Las chicas que tramaron la trágica broma fueron investigadas y una de ellas fue detenido por homicidio pero fue puesta en libertad poco después debido a la falta de pruebas. La autopsia dio la respuesta definitiva a este extraño caso. Cupido había muerto por su propia flecha, la herida mortal se debió a un pequeño cuchillo que se usaba para de borrar tinta, con él se raspaba la tinta. George lo llevaba en el bolsillo de su camisa. Durante el episodio, la fina cuchilla que usaba para borrar la tinta lo apuñaló en el corazón, y murió de una hemorragia.

Recuerda, en tu próximo viaje a Nueva York, no olvides visitar el cementerio de Woodlaw, en el Bronx. Además de ser todo un monumento, podrá visitar la tumba de este pobre cupido.

¿Dónde? Nueva York, Estados Unidos
¿Lugar? Cementerio Woodlawn en el Bronx.
¿Dirección? East 233rd Street, New York, NY 10470
Página Web: www.thewoodlawncemetery.org