La Fortaleza abandonada Tarakanov

La Fortaleza abandonada Tarakanov está situada cerca de la ciudad de Dubno en el distrito de Rovno en el pueblo de Tarakanov en 170 km de Lvov, en Ucrania. Fue construida a finales del siglo XIX, cerca de la frontera con el imperio austro húngaro.

La inauguración contó con la presencia del emperador Alejandro III, lo que nos da una idea de la importancia que tuvo en su día la Fortaleza Tarakanov, ahora abandonada.

Es mucho más grande que la fortaleza de Brest, pero no fue utilizada con el mismo propósito. La fortaleza tiene forma de rombo con una longitud de lado de 240 m, rodeada de murallas que tienen una altura de unos 14 metros, a lo que hay que sumar unas paredes de ladrillo de 3 m de ancho.

A lo largo del perímetro de la fortaleza hay casamatas, destinados principalmente que podían contener hasta 240 hombres. Contaba con hospital, morgue, aseos, tres pozos de agua y depósitos de municiones.

Dentro de la fortaleza hay muchos pasadizos subterráneos y puertas trampa. No es recomendable dar para un paseo sin guía por el lugar que nos pueda advertir de lugares peligrosos. Actualmente todas las entradas subterráneas están selladas con hormigón. Nadie sabe cuánto cuantas hay ni cuanto miden.

A día de hoy la Fortaleza Tarakanov está abandonada aunque oficialmente pertenece al Ministerio de Defensa y está al cuidado de una unidad militar local.