El Caracol, viaje mágico al observatorio maya de Chichén Itzá (México)

Erosionando lentamente por el paso del tiempo, en la famosa ciudad maya de Chichén Itzá, México, el observatorio astronómico llamado El Caracol nos sorprende en nuestro viaje.

Se erige como un monumento no sólo a la habilidad arquitectónica de los antiguos mayas, sino también a su comprensión sorprendentemente avanzada de los cielos.

El Caracol debe su nombre a la escalera de caracol que redondea el interior de la torre central. Los niveles apilados del edificio se asemejan a un pastel de bodas de piedra picada que estuviera salpicada de cicatrices de viruela, con escaleras que conducen a la torre central, cuya impresionante cúpula en ruinas se puede comparar con el diseño de los observatorios astronómicos modernos.

El desmoronado mirador de El Caracol se eleva por encima de la frondosa selva de Yucatán, desde esa posición los antiguos astrónomos mayas podían ver las estrellas desde un ángulo de 360 grados, y los solsticios, equinoccios y los eclipses. La mayoría de los viajeros se deleitan con la impresionante alineación de las ventanas del observatorio, que parecen estar diseñadas específicamente para realizar el seguimiento de la aparición y desaparición de Venus sobre el cielo nocturno. La plataforma principal está perfectamente alineada a la puesta de Venus en su declinación norte máxima. Además de algún tipo de significado religioso, los mayas fueron capaces de seguir los movimientos de Venus y así medir los intervalos más largos de la órbita de la Tierra.

El observatorio está deliberadamente desviado de la alineación de su plataforma principal con la intención de que sus esquinas opuestas Este-Oeste apunten la salida del Sol en el solsticio de verano y la puesta del Sol en el solsticio de invierno. . El basamento del observatorio apunta hacia la puesta del Sol a su paso por el zenit. Y algunas de las ventanas y ranuras del Caracol apuntan hacia las estrellas. Es muy llamativa la aparición de sol por la ventana 1 durante el equinoccio de primavera.

Desde El Caracol podemos ver la pirámide El Castillo, (una de las nuevas siete maravillas del mundo). Si piensa viajar a esta región de México, recuerde que el Caracol es fácil de visitar y se considera una importante atracción turística mexicana.